Ya sea por no querer gastar más de 500 euros, o por no tener la necesidad. Hoy te mostramos al detalle este Oukitel C8. Un terminal de menos de 80 que destaca por una pantalla con escasos marcos y por contar con los nuevos estándares de pantalla. Esta es la review completa del Oukitel C8.

Oukitel C8, un Galaxy S8 por menos de 80€

Diseño, un apartado llamativo

En diseño de este terminal es bastante bueno. Cuenta con el «nuevo» estándar de pantalla. Está muy bien de tamaño, peso y grosor. Todo está fabricado en plástico de buena calidad, y en su parte trasera cuenta con una carcasa retirable con un acabado glossy. Asemejándose bastante a un acabado en cristal. Los botones funcionan bien y no tienen pintas de fallar.

Se parece un poco al Samsung Galaxy S8, por lo que tiene muy pocos marcos tanto en la parte superior como inferior. En general es un móvil muy bonito y nota muy robusto y resistente.

Al detalle

En la parte frontal encontramos la gran pantalla, la cámara, el flash delantero, los sensores y el altavoz. El lateral derecho cuenta con los botones para subir y bajar el volumen y el botón de encendido y apagado.

En la parte de atrás está la cámara, bajo ella el flash LED. Bajo el flash encontramos el lector de huellas. Y finalmente en la parte inferior trasera encontramos el altavoz y el logotipo de Oukitel.

En la parte superior encontramos el jack de 3.5 milímetros y el conector microUSB.

El resto de conexiones de este Oukitel C8, como la bandeja para las tarjetas se encuentran retirando la tapa trasera.

Lector de huellas, uno más del montón

Como ya hemos dicho antes, el lector de huellas se encuentra en la parte trasera justo bajo la cámara. Su ubicación es algo típica en los terminales con una gran pantalla. Tiene un tamaño suficientemente bueno y está algo hundido en el chasis, lo que hace que lo podamos localizar rápidamente.

Su funcionamiento es bueno. Sin ser demasiado bueno, ni demasiado malo. Es efectivo y cuenta con todas las funcionalidades que ofrece Android Nougat 7.0. Se puede usar para desbloquear el terminal, para acceder a aplicaciones como PayPal, Telegram, etc. Incluso muchos bancos cuentan con la funcionalidad de iniciar sesión con nuestra huella dactilar.

Pantalla, un apartado importante

En este Oukitel encontramos un panel IPS de 5,5 pulgadas con una resolución de 1280 x 640, lo que nos deja con 320 píxeles por pulgada.

Su relación de aspecto es de 18:9, lo que nos da una pantalla un poco más alargada. Recordemos que las pantallas hasta ahora eran de 16:9. Además, cuenta con la tecnología 2.5D, lo que permite que la pantalla se curve en sus bordes, ofreciendo una experiencia mucho más ergonómica y mejor agarre.

En cuanto a calidad he decir que me ha sorprendido teniendo en cuenta el precio. Los colores son bastante realistas y se ve bien. En ningún momento he visto los píxeles ni he tenido sensación de mala calidad. Da la sensación de ser la pantalla de un móvil de 120-140 euros.
Los colores son buenos, el brillo es muy bueno –tanto el mínimo como el máximo– y tiende a los colores fríos.

En general cuenta con una muy buena pantalla, se ve bien y no da problemas, algo importante en un móvil de poco presupuesto. Por lo que en este aspecto me ha sorprendido para bien.

Cámara, uno de los puntos más débiles

Este Oukitel C8 cuenta con una cámara trasera de 13 megapíxeles, capaz de grabar vídeos en FullHD. Cuenta con estabilización electrónica de vídeo, balance de blancos y algunos modos más.

Su cámara delantera es de 5 megapíxeles capaz de grabar a FullHD. Compatible también con estabilización electrónica de vídeo y enfoque infinito.

En general diría que es uno de los peores apartados del terminal. Las fotos no son muy buenas, la cámara es para algo más ocasional. Las fotos que disparas tienden a salir con mucho ruido, poco estabilizadas y algo borrosas. Les falta un poco de color y detalle. En general no son muy buenas, pero tampoco se puede pedir mucho por el precio.

Audio, ni fu ni fa

Como ya hemos dicho antes, el altavoz de este Oukitel está situado en la parte trasera. La parte negativa es que al colocarlo sobre la mesa el altavoz se obtura y el sonido no se escucha bien.

En general es un altavoz bastante normalito, con una calidad más que decente para escuchar música de normal. Su potencia es buena y no satura. En general es un altavoz bastante bueno teniendo en cuenta el precio.

Software, un apartado sorprendentemente bueno

En la parte del software encontramos un gran punto positivo, ya que cuenta con Android Nougat 7.0 stock, una de las última versiones de Android.

Nada más sacarlo de la caja recibí una actualización, por lo que el terminal parece estar muy bien cuidado.

Es una versión muy estable y segura, y permite que los terminales con los recursos más limitados funcionen de la mejor manera. Yo no he tenido ningún problema y funciona muy bien. Además tiene algún que otro añadido y funcionalidades extras que hace del terminal un poco más especial y usable.

En general es un muy buen punto positivo de este Oukitel C8 y me ha dejado sorprendido que cuenta con esta versión de sistema operativo. Sin duda alguna creo que nadie tendrá problemas con este apartado ya que funciona bien y estable para un uso básico como Facebook, WhatsApp, Twitter, Instagram, etc. Si le pedimos demasiado y queremos jugar a juegos de alta potencia gráfica si notaremos como le cuesta mucho al terminal.

Hardware, suficiente para tareas sencillas

En el interior de este Oukitel C8 encontramos un MediaTek MT6580, un procesador de 4 núcleos tipo ARM Cortex-A7 a 1300MHz. A este procesador le acompaña 2GB de memoria RAM y 16GB de almacenamiento interno.

En general es un procesador que funciona bien con aplicaciones poco pesadas. Para usos simples no tiene ningún problema. Aplicaciones como WhatsApp o Facebook. Sin embargo, si le pedimos demasiada potencia al terminal, este no podrá con todo. Notaremos caídas de frames y no irá del todo bien. Funciona genial con juegos simples y aplicaciones normales. Pero no está pensado para juegos de alto rendimiento.

Almacenamiento, algo justo pero aceptable

Como ya hemos dicho antes, este Oukitel C8 cuenta con 16GB de almacenamiento interno. De estos 16 quedan 11,33GB completamente libres para el usuario. Además, se puede ampliar el almacenamiento con las típicas tarjetas microSD.

Conectividad, lo esperado por 80€

El apartado de conectividad está muy bien cubierto. Cuenta con GPS, Bluetooth 4.0, Radio, Wi-Fi, etc. Lamentablemente no cuenta con conectividad 4G y NFC. Algo que no es indispensable, pero sí es útil tenerlo.

Aún así el terminal está muy bien cubierto teniendo en cuenta su precio. En este apartado me ha dejado más que satisfecho.
El terminal es dual SIM, y para acceder a las bandejas tenemos que retirar la parte trasera. Una de las SIM’s es tipo microSIM y la otro nanoSIM.

Batería, en la línea de su competencia

La batería de este Oukitel cuenta con 3.000mAh. Se carga mediante el típico cable microUSB. En general cuenta con una muy buena batería.

La conjunción del procesador poco potente y bastante eficiente, junto a una pantalla de no mucha resolución y a un sistema operativo bastante pulido y eficiente hace que este terminal cuenta con una buena batería.

Estoy seguro que un usuario normal no tendrá problema para llegar al final del día. Incluso un usuario muy exigente puede llegar sin problemas. En los mejores casos podría bcon una sola carga.

Precio y colores

Este terminal se puede encontrar en cuatro colores. Negro, azul cielo, rosa y violeta.

Lo podéis encontrar tanto en Amazon, por menos de 80€. Y en Gearbest por unos 61€. Nosotros os dejamos tanto en enlace para Amazon como para Gearbest.

¿Te ha gustado este Oukitel C8? ¿Lo comprarías?