Samsung Galaxy S8, review, análisis y características del dispositivo con «pantalla infinita»

0
1091

El gigante coreano Samsung, después de hacernos esperar durante algunos meses más a lo que estábamos acostumbrados, el 29 de marzo lanzó los nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+. Nos hemos podido hacer con una unidad del Galaxy S8 para traeros el análisis completo del dispositivo. Vamos a ello!

Contenido de la caja

Es un apartado que no solemos analizar nunca, pero esta vez Samsung incluye algunos accesorios dignos de mencionar ya que es raro que se incluya junto al smartphone. Samsung cuida estos pequeños detalles y ejemplo de ello es que incluye un adaptador de microUSB a USB Tipo C junto al Samsung Galaxy S8 para aquellos usuarios que quieran seguir usando su cable microUSB, y además trae un adaptador OTG o para hacer uso de SmartSwitch para pasar la información de su anterior smartphone al nuevo Samsung Galaxy S8.

Samsung Galaxy S8 conectores

Diseño del Samsung Galaxy S8

Samsung sigue la línea que comenzó en su gama S con el Galaxy S6. Año tras año van mejorando su dispositivo estrella y en este caso la gran novedad es la pantalla infinita que ocupa el 83,6% del frontal del dispositivo. La verdad es que en la primera vista al Samsung Galaxy S8, lo que más llama la atención es la gran pantalla que ocupa una gran parte del frontal del dispositivo, y además su precioso diseño.

Samsung Galaxy S8 frontal

Concretamente este teléfono, tiene unas dimensiones de 148.9 x 68.1 x 8 mm y su peso es de tan sólo 155 gramos según Samsung, porque según nuestra báscula no llega a 151 gramos. Un peso perfecto para un terminal de este tipo. Cabe decir que como es obvio, hablamos de un cuerpo unibody. Gracias a esto, disfruta de certificación IP68 lo que le da resistencia a agua y polvo pudiendo ser sumergido hasta metro y medio durante 30 minutos.

Samsung Galaxy S8 peso

Samsung Galaxy S8 IP68

La firma coreana sigue utilizando cristal en la parte trasera, que en este caso está cubierta con protección Corning Gorilla Glass 5 al igual que la pantalla. Cabe decir que esta parte posterior es totalmente un imán de huellas, ya que se ensucia muy fácilmente y se quedan todas las huellas marcadas después de darle uso.

Samsung Galaxy S8 trasera

Si observamos el teléfono por esta zona, encontramos la cámara principal de 12 megapíxeles situada en la parte central superior y que llama la atención que no sobresale prácticamente nada del cuerpo del dispositivo. Junto a la cámara encontramos el flash LED y el sensor de ritmo cardíaco, y un detalle curioso es que también observamos el lector de huellas en esta posición. Justo debajo vemos el logo de Samsung.

Samsung Galaxy S8 trasera

Lector de huellas mal situado y con dificultades para encontrarlo

Sinceramente, no me parece una buena idea haber colocado en esa posición el lector de huellas, ya que además de estar bastante lejos, es difícil encontrarlo a la hora de desbloquear el teléfono. Sí es cierto que es bastante rápido y preciso, pero tanto la colocación como la textura hacen que nos llevemos un mal sabor de boca de este lector.

Al igual que encontramos en otros fabricantes, el sensor de huellas es capaz de detectar gestos. En este caso lo podemos usar para deslizar hacia abajo para abrir o cerrar el panel de notificaciones.

Samsung Galaxy S8 lector de huellas

La parte trasera tiene los bordes redondeados para que su agarre en la mano sea mucho más cómodo.

Pasamos a hablar de la parte delantera en la que situamos principalmente su enorme pantalla de 5,8 pulgadas. En la parte superior encontramos el auricular para escuchar las llamadas, cámara frontal, LED de notificaciones multicolor, sensores de proximidad y el lector de iris para desbloquear el teléfono.

Samsung Galaxy S8 delantera

Desbloqueo innovador que funciona medianamente bien

Este tipo de desbloqueo ya nos lo encontrábamos en el Samsung Galaxy Note 7 el cual fue retirado del mercado. Era una de las innovaciones del dispositivo, y como no podía ser de otra forma, Samsung lo ha incluido en el nuevo Samsung Galaxy S8 y S8+. Para poder desbloquear el teléfono utilizando el iris, basta con acceder a los ajustes de bloqueo del dispositivo, registrar nuestro iris y listo.

Samsung Galaxy S8 lector de iris

A partir de ese momento, cuando queramos desbloquear el teléfono, bastará con colocar los ojos frente al teléfono para que este pueda ser desbloqueado. Después de utilizarlo durante varios días, podemos llegar a la conclusión de que funciona bastante bien, pero en situaciones con mucha luz en la que el sol esté pegando de frente, no lo lee, por lo que tenemos que hacer uso de otro desbloqueo como el lector de huellas por ejemplo.

Quitando ese dato, lo lee perfectamente y es capaz de reconocer el iris incluso en condiciones sin luz. Una maravilla la verdad.

Samsung Galaxy S8 pantalla Edge

Dejamos el iris a un lado, para seguir hablando de la parte frontal, que en este caso ya no existe un acabado Edge, sino que tanto el modelo normal como el Plus, disfrutan de esas curvas que tanto nos gustan.

En la parte inferior, aparentemente no encontramos nada ya que el marco es mínimo y apenas entra nada en él, pero Samsung nos sorprende incluyendo un botón bajo la pantalla pero sólo en el botón de Home. Hablamos de la tecnología Force Touch que al presionarlo, sólo servirá de botón Home o para desbloquear el teléfono cuando está bloqueado.

Samsung Galaxy S8 Home Force Touch

Los bordes están fabricados en aluminio con un acabado distinto a la generación anterior ya que ahora es con acabado brillante mientras que en la generación anterior tenía acabado mate. En el borde derecho situamos únicamente el ß, en el borde izquierdo encontramos los botones de volumen y un botón dedicado exclusivamente a Bixby, el asistente virtual de Samsung del que os hablaremos más adelante.

Samsung Galaxy S8 borde derecho

Samsung Galaxy S8 borde izquierdo

En el borde inferior encontramos el puerto USB Tipo C con carga rápida, micrófono principal, altavoz y jack de 3.5 mm. Así es, Samsung ha decidido mantener el puerto de auriculares en su gama alta de este año. Por otro lado en el borde superior situamos el micrófono secundario de cancelación de ruido y la ranura de la tarjeta nanoSIM y microSD de hasta 256 GB.

Samsung Galaxy S8 borde inferior

Samsung Galaxy S8 Slot SIM

Como opinión personal, el Samsung Galaxy S8 es auténticamente una gran obra de ingeniería. Su diseño es increíble y llama mucho la atención la gran pantalla que incluye. Curvo por delante y curvo por detrás, esto ayuda mucho a su agarre y que no se nos haga incómodo en la mano.

Samsung Galaxy S8 en mano

A pesar de tener una pantalla grande, no se hace para nada incómodo llegar a todos sus puntos, ya que está en un cuerpo más pequeño de lo que solemos estar acostumbrados. Como es de esperar, el teléfono está muy bien fabricado y da sensación de robustez. Como única pega, podemos decir la ubicación del lector de huellas.

Especificaciones del Samsung Galaxy S8

Dimensiones y peso 148.9 x 68.1 x 8 mm y 155 gramos
Procesador y GPU Exynos 8895 Octa-core (4×2.3 GHz & 4×1.7 GHz) GPU: Mali-G71 MP20
Memoria RAM 4 GB
Almacenamiento 64 GB + microSD hasta 256 GB
Pantalla 5,8″ Super AMOLED 1440 x 2960 pixels 570 ppi con 3D Touch
Batería 3.000 mAh no extraíble con carga rápida e inalámbrica
Cámara trasera 12 MP, f/1.7 OIS, LED flash, Auto HDR, Grabación en 4K y 1080p a 60 fps
Cámara delantera 8 MP, f/1.7, autofocus, 1440p@30fps, dual video call, Auto HDR
Conectividad Bluetooth 5.0, Wi-Fi, 4G, NFC, OTG y USB Type-C 3.1, sensor de ritmo cardíaco, Samsung Pay, Bixby, Samsung DeX

 

Por potencia que no sea…

El Samsung Galaxy S8 es un teléfono gama alta en toda regla que incluye un hardware increíble. Cabe decir que la versión europea incluye el procesador de la casa. Hablamos del Exynos 8895 de ocho núcleos siendo el primer procesador de 10 nanómetros, mientras que la versión estadounidense incluye el procesador Qualcomm Snapdragon 835.

Samsung Galaxy S8 rendimiento

Nosotros, como imaginaréis, tenemos la versión con procesador Exynos junto a 4 GB de memoria RAM y una GPU Mali G71. Esta combinación es más que perfecta para que el Samsung Galaxy S8 tenga un rendimiento espectacular.

Tanto en el día a día utilizando aplicaciones básicas como redes sociales, navegación, etc.. como metiéndole caña con juegos con altos gráficos, obtenemos unos resultados increíbles. La fluidez con la que se mueve el teléfono es de agradecer para disfrutar de un uso muy cómodo.

Samsung Galaxy S8 Antutu

Al ejecutar algunos tests como Antutu podemos observar como los gráficos y animaciones que generan estas aplicaciones, las mueve sin problemas el Samsung Galaxy S8 y las puntuaciones que arroja, está entre los mejores terminales del mercado.

Almacenamiento del Samsung Galaxy S8

El nuevo terminal de la firma coreana, ha sido lanzado en sólo una versión de almacenamiento. Concretamente 64 GB de memoria interna que se quedan en 53 GB libres para el usuario.

Samsung Galaxy S8 ranura microSD

Además tenemos disponible una ranura para microSD de hasta 256 GB de almacenamiento, con lo cual creo que es más que suficiente para poder almacenar todo lo que queramos.

Batería del Samsung Galaxy S8

Después de usar como teléfono personal el Samsung Galaxy S8, llegamos a la conclusión de que su batería no es que sea lo mejor del teléfono. Con tan sólo 3000 mAh con una pantalla 2K Super Amoled, es obvio que la autonomía no sea su punto fuerte.

Autonomía justa para algunos usuarios

Samsung Galaxy S8 Batería

Podremos llegar al final del día sin mayores problemas con un 20% aproximadamente según su uso, y podremos tener unas 4 o 5 horas de pantalla. No es el mejor de los consumos que conocemos, pero habrá que conformarse con esta autonomía.

Cuenta con tecnología de carga rápida, la cual es capaz de cargar el teléfono de 0 a 100 en aproximadamente 1 hora y media. No es la carga más rápida del mercado, pero tampoco nos podemos quejar ya que no está nada mal. Como es habitual, Samsung nos da la posibilidad de cargar el dispositivo en una base inalámbrica.

Conectividad del Samsung Galaxy S8

Como era de esperar, el Samsung Galaxy S8 viene muy bien equipado de conectividad. Encontramos Wifi, Bluetooth 5.0 siendo esta la última versión de bluetooth a día de hoy, NFC para compartir información con dispositivos cercanos o para pagar gracias a Samsung Pay, LTE categoría 16, OTG, sensor de ritmo cardíaco, GPS Glonass y USB Tipo C 3.1

Samsung Galaxy S8 conectividad

Lamentablemente notamos la ausencia de radio FM y de sensor infrarrojos para usarlo como mando a distancia de nuestra televisión.

Pantalla del Samsung Galaxy S8

Panel de cine!

La pantalla es uno de los mayores protagonistas del Samsung Galaxy S8 con lo cual vamos a detenernos para contaros todo sobre ella. Concretamente el panel que incluye el S8 normal, es de 5,8 pulgadas. Estamos hablando de que disfrutamos de más pantalla en un cuerpo más pequeño.

Esta pantalla es Edge, ya que este año no se hacen distinciones entre versión normal y versión Edge, sino que los dos modelos lanzados al mercado disfrutan de pantalla curva en los laterales.

Samsung Galaxy S8 pantalla

Al tener una pantalla tan grande y que aprovecha tan bien los marcos, la relación de aspecto cambia, por lo que ahora nos encontramos una relación de aspecto de 18.5:9 siendo mayor a la que estamos acostumbrados que es 16:9. Esto por ahora es un pequeño problema ya que algunas aplicaciones no están optimizadas para trabajar en 18.5:9 por lo que desaprovechan la pantalla tanto por la parte superior como por la inferior.

Samsung Galaxy S8 pantalla recortada

Lo mismo nos pasa con los vídeos. Si no están adaptados para 18.5:9, al reescalarlos de 16:9 a 18.5:9, se recorta parte de la imagen y no podremos ver el vídeo al 100%.

Samsung Galaxy S8 pantalla completa

Quitando estas pequeñas pegas que se irán puliendo con el paso del tiempo ya que algunas productoras ya están trabajando en ello, la pantalla que trae el Samsung Galaxy S8 es una auténtica pasada. 5,8 pulgadas en un panel Super Amoled con resolución 2K y una densidad de píxeles por pulgada de 570, hace que sea una de las mejores pantallas del mercado, por no decir la mejor.

Los colores son muy buenos, y además se pueden calibrar desde los ajustes a gusto del usuario. Los ángulos de visión son increíbles… En definitiva, podemos decir mojándonos, que es la mejor pantalla del mercado.

Samsung Galaxy S8 ángulos de visión

La resolución la podemos cambiar desde los ajustes del teléfono, pudiendo disfrutar en vez de resolución 2K, FullHD o HD. Al tener una pantalla Amoled, los negros son píxeles apagados, por lo que el S8 al igual que la anterior generación, hace uso de Always On para mostrarnos con el terminal bloqueado, la fecha y hora y los iconos de las aplicaciones de las cuales tenemos notificaciones pendientes.

Samsung Galaxy S8 resolución pantalla

Samsung Galaxy S8 Always On

También tiene incluido un filtro de luz azul que permite cambiar el tono de color de la pantalla por un tono más amarillento, para así reducir la fatiga ocular y dormir mejor. Un dato curioso es que es una de las pocas pantallas capaz de reproducir contenido en HDR y además cabe mencionar que nuestra pantalla no es una de las afectadas por el fallo de pantalla roja que tanto hace sonar últimamente.

Audio del Samsung Galaxy S8

El altavoz se encuentra situado en el borde inferior siendo una ubicación no deseada para jugones ya que se obtura al tener el teléfono en horizontal. En cuanto al audio que arroja el Samsung Galaxy S8, es bastante alto y de calidad. Se escucha más alto que otros altavoces de otros gama alta.

Samsung Galaxy S8 conectividad

Cabe decir que gracias a una de las últimas adquisiciones de Samsung, incluye unos auriculares AKG en la caja del teléfono valorados en 99€ para que disfrutemos de una gran calidad de audio.

Samsung Galaxy S8 auriculares AKG

En la videoreview, podéis escuchar un clip para que comprobéis vosotros mismos la calidad del sonido.

Software del Samsung Galaxy S8

TouchWiz renovado con funciones interesantes

Samsung sigue manteniendo su capa de personalización TouchWiz UI, que en este caso sufre una renovación en diseño y funciona bajo Android Nougat 7.0. Esta vez los botones no se encuentran en el marco, sino que hace uso de una barra de navegación personalizable con colores.

Samsung Galaxy S8 barra de navegación personalizable

Ha cambiado dándole un toque más moderno y a su vez haciendo la capa más limpia. Nos da la sensación de estar usando Android puro, a pesar de los iconos personalizados de la interfaz. Incluye algo de bloatware, como las aplicaciones de la propia Samsung o incluso el pack de aplicaciones de Microsoft como Office, OneDrive y Skype. También encontramos Facebook como aplicación preinstalada.

Samsung Galaxy S8 bloatware

El launcher que incluye TouchWiz funciona muy bien. Si deslizamos hacia la derecha nos encontramos con Bixby el cual sustituye a Google Now en el launcher de Google. Si lo deseamos, podemos cambiar tanto los fondos de pantalla como cambiar el tema para ponerlo a nuestro gusto. Estos temas están disponibles en la tienda de Samsung. También podemos disfrutar de un modo sencillo para personas mayores.

Samsung Galaxy S8 temas

Como es obvio, la pantalla Edge sigue siendo igual de personalizable que lo era en su anterior generación, pudiendo tener accesos rápidos a algunos contactos, capturas de pantalla personalizadas, aplicaciones más utilizadas, etc. Esto es personalizable por lo que pondremos lo que queramos entre las opciones disponibles o los paneles Edge que descarguemos de la red.a

Samsung Galaxy S8 pantalla Edge

Por supuesto que podemos disfrutar de multiwindow o pantalla dividida para disfrutar de dos aplicaciones en la enorme pantalla del Galaxy S8, o reducir la interfaz general en caso de que te parezca muy grande y quieras usar el teléfono con una sola mano.

Samsung Galaxy S8 pantalla dividida

Samsung Galaxy S8 uso con una mano

Algunas cosas de utilidad que incluye esta capa de personalización son Samsung Pay para los pagos a través del teléfono móvil, carpeta segura que nos permite tener una carpeta para almacenar lo que queramos y bloquearla para que nadie pueda acceder a ella, Samsung Connect para tener nuestra casa conectada. Pero ojo porque esta aplicación sólo la podremos disfrutar si nuestros electrodomésticos son de Samsung y por supuesto no nos podemos olvidar de Bixby ni de Dex que a continuación os hablaremos.

Samsung Galaxy S8 Samsung Pay

Samsung Galaxy S8 Samsung Connect

Bixby es el nuevo asistente virtual que incluye Samsung en sus nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+. Muy parecido a Google Now, pero aún algo verde. Por ahora gracias a Bixby podemos disfrutar de un timeline en el que haciendo scroll podemos interactuar con nuestras últimas fotos de la galería, Spotify, nuestros recordatorios o eventos del calendario, el tiempo en tu ciudad, Twitter, últimas noticias, etc…

Samsung Galaxy S8 Bixby

Además de esto, puede hacer uso de la cámara para detectar objetos y poder buscarlos en internet en segundo plano para que automáticamente puedas tener acceso a comprarlo, extraer texto de la propia imagen, encontrar imágenes similares en la web, encontrar lugares, escanear códigos QR o buscar vinos.

Samsung Galaxy S8 Bixby

Nosotros lo hemos probado con distintos objetos y con algunos funciona bien, mientras que con otros no. Nos llama mucho la atención que la propia caja del Galaxy S8 no la reconoce, por lo que no podremos comprar otra unidad gracias a Bixby.. jeje

Otra característica de Bixby es un asistente de voz del cual hicieron mucho incapié en la presentación, pero que a día de hoy no lo podemos disfrutar, por lo que no queda otra que esperar.

Samsung Galaxy S8 Bixby Voice

Otro añadido del que disfruta este Samsung Galaxy S8 es DeX. Lamentablemente no viene incluido con el terminal, pero es un accesorio muy a tener en cuenta ya que es capaz de convertir el smartphone en un ordenador. Se trata de una base en la que se coloca el S8 junto a un teclado, ratón y monitor y ya podemos tener acceso a todas las aplicaciones como si un ordenador se tratase. Este accesorio cuesta nada más y nada menos que 150€

Samsung Galaxy S8 Samsung DeX

Cámaras del Samsung Galaxy S8

Samsung, al parecer repite la cámara que montó la generación anterior, y la verdad es que sigue siendo una muy buena apuesta a día de hoy ya que está en el Top 3 del mercado, pero esperábamos alguna renovación en este apartado.

Concretamente hablamos de 12 megapíxeles con apertura focal de 1.7 y con tecnología dual pixel capaz de guardar en cada píxel la información que habría en dos píxeles.

Samsung Galaxy S8 cámara trasera

Esta cámara se comporta de maravilla en prácticamente todos los apartados, tanto de día como de noche, con macros, etc.. Las fotografías están muy equilibradas para que no haya subexposiciones o sobreexposiciones.

El detalle que podemos obtener con esta cámara es increíble, aunque de noche parece pecar un poquito, pero tiene pinta de ser postprocesado de la imagen y esperamos que en futuras actualizaciones la pulan del todo. No podíamos pasar por alto el detalle de que los resultados tienden a saturarse más de lo normal. Característica típica en Samsung que no podíamos olvidar.

En cuanto al vídeo, podremos grabar en 4K a 30fps, FullHD a 60 fps y con tecnología HDR. Los resultados son bastante satisfactorios y además podemos destacar el estabilizador, que hace su trabajo sin problemas.

Por otro lado, los selfies nos los podremos hacer con la cámara delantera de 8 megapíxeles, también con apertura focal 1.7 y con autoenfoque. Los selfies también son una maravilla, tanto el detalle como la calidad cumplen perfectamente.

Conclusiones del Samsung Galaxy S8

El Samsung Galaxy S8 es un dispositivo muy bonito gracias a su pantalla infinita y a su diseño cuidado. Los materiales elegidos son los adecuados para tener un terminal precioso y que junto a su hardware, confortan un señor teléfono. Sabemos que estáis hartos de escucharlo, pero lo tenemos que decir. El lector de huellas está en una posición incorrecta ya que a veces cuesta incluso encontrarlo. Quitando este pequeño fallo, el terminal es perfecto y además muy completo.

Samsung Galaxy S8

Está disponible en 3 colores: Plata, Negro y en este Orchid Grey tan bonito como el nuestro y su precio es de aproximadamente 800€. Recordad que tenéis el enlace de compra en la descripción de este vídeo.

¿Os ha gustado el teléfono lanzado por Samsung para competir con los demás gama alta? ¿Crees que es un buen terminal para valorar su compra? Os invitamos a dejar vuestra opinión en los comentarios!