Usar WhatsApp en el trabajo, en tu oficina, en tu despacho o punto de venta… ¿Es bueno? ¿Es perjudicial? ¿Es una ventaja o un inconveniente?

Este debate cada vez es mayor. Un debate que empezó con las difusiones, siguió con las llamadas gratuitas y ahora con la posibilidad de compartir documentos como los PDF.

Es una herramienta muy positiva para algunas tareas, pero usar WhatsApp en el trabajo también perjudica algunas otras.

WhatsApp en el trabajo, por ejemplo

Mientras que muchos sostienen que WhatsApp es una aplicación que distrae al trabajador de su actividad laboral, que disminuye el rendimiento y baja la concentración; los hay que fomentan el uso de WhatsApp en el trabajo como herramienta comercial: facilita ventas, mejora el seguimiento y control de respuesta de un cliente, y favorece las comunicaciones dentro de la empresa. Es por eso, que intentamos resumir en 5 puntos claves por qué WhatsApp es bueno y a la vez negativo para nuestra empresa.

Comunicaciones internas

VENTAJA: Es una buena práctica, ya que es un medio de comunicación más rápido y efectivo que el correo electrónico: permite una mejor gestión de contactos, envía fotos y vídeos con mayor rapidez. La gestión de los grupos permite una mayor difusión de instrucciones rápidas dentro de un equipo y/o proyecto.

INCONVENIENTE: Está asociado a un uso personal, fuera del ámbito laboral. Además, permite estar conectado con el resto de personas conocidas, familiares y amigos que no forman parte del entorno del puesto de trabajo, lo que supone una (des)conexión fuera del trabajo durante la jornada laboral. También, obliga en algunos casos a costear una línea de empresa para cada trabajador.

Productividad de los empleados

VENTAJA: El envío de documentos PDF, el envío de fotografías y de vídeos permite una mayor comunicación entre empleados. Además, las llamadas gratuitas proporcionan un ahorro en costes de telecomunicación interna, y facilitan la localización inmediata de cada trabajador.

INCONVENIENTE: La fácil comunicación entre empleados puede ocasionar numerosas distracciones. Está al alcance de cualquier empleado poder usar esta vía de comunicación para temas que no tengan relación con la empresa. Para muchos, usar WhatsApp en el trabajo les distrae.

Expresión escrita

VENTAJA: Es cómodo y rápido. El lenguaje que se usa en WhatsApp, gracias a los emoticonos y las abreviaturas, permite una rápida comunicación. La cámara de fotos toma un papel importante: una imagen vale más que mil palabras.

INCONVENIENTE: La posibilidad de no interpretar adecuadamente cada mensaje. La expresión escrita, no siempre está bien redactada o definida, y es fácil llegar al error y a los malentendidos. Puede ocasionar conflictos innecesarios.

Una herramienta comercial

VENTAJA: Gracias a esta App, podemos difundir nuestra marca y nuestra cartera de productos y servicios a numerosos clientes. Además, la postventa y el seguimiento de una venta puede ser más personalizado si se llega al dispositivo del cliente. Responder en tiempo real, usando WhatsApp en el trabajo, es muy potente.

INCONVENIENTE: A veces, puede romper la barrera de la privacidad de algún cliente. Algunos, pueden sentirse ofendidos o intimidados si reciben publicidad o seguimiento de su compra por esta vía.

Para cualquier usuario

VENTAJA: Usar WhatsApp en el trabajo permite que compañeros de diferentes características o habilidades tecnológicas, incluso de diferentes generaciones, puedan usar una misma herramienta conocida. Evitaría problemas de plataformas difíciles para algunos usuarios o gestión de varias cuentas de correo electrónico. WhatsApp es conocido por todos.

INCONVENIENTE: El principal equipo de trabajo dejaría de ser el ordenador. Dejaría de ser la hoja de excel, o la maquinaria en cuestión: el dispositivo que use WhatsApp sería la principal herramienta. No todos los usuarios tienen la misma habilidad con un cierta tecnología. Usar la versión web o de escritorio puede ser un inconveniente.

WhatsApp en el trabajo, ejemplo

Como conclusión, podemos afirmar que usar WhatsApp en el trabajo es un arma de doble filo: dependerá de la responsabilidad de los trabajadores, de fin con el que se utiliza y la filosofía y cultura empresarial que tenga el proyecto. ¿Y en tu proyecto…?

 

1 Comentario

  1. Para mí, es totalmente una distracción. Existen otras herramientas como el correo electrónico, la mensajería interna y muchas plataformas para comunicarnos y dejar a un lado lo que no es profesional. Whatsapp es un programa para el uso personal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here